Tres elementos esenciales para la adopción de medidas en 2015: la implementación, la paz y los conflictos y la alianza mundial

Tres elementos esenciales para la adopción de medidas en 2015, Jeffrey Strew, Sarah Hearn

© Peirmario

Este articulo fue publicado originalmente en español en el sitio web del Revista Humanum y en inglés en el sitio web del CIC.

En el mes de enero, más de 1.000 organizaciones de la sociedad civil de más de 120 países lanzaron una campaña mundial – action/2015 – para movilizar el compromiso de los dirigentes mundiales para alcanzar objetivos ambiciosos en el ámbito del desarrollo sostenible después de 2015 y adoptar medidas para hacer frente al cambio climático. El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también ha puesto en marcha una iniciativa complementaria para aumentar la conciencia en las redes sociales acerca de las oportunidades que ofrece 2015 para conformar una nueva era de desarrollo sostenible. Sin embargo, lograr los objetivos requerirá acción además de palabras, y hay tres elementos clave en particular que deben abordarse debidamente en 2015: cómo implementar los nuevos y universales objetivos de desarrollo sostenible; la forja de una nueva alianza mundial sobre desarrollo, finanzas, clima y comercio; y abordar los conflictos.

1. La puesta en marcha de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) propuestos será desafiante. Los responsables de la formulación de políticas y los negociadores reconocen que las grandes ambiciones de los ODS no se lograrán fácilmente sin que los países desarrollados y en desarrollo adopten nuevas medidas. Nunca hasta ahora se había logrado un consenso mundial sobre una agenda universal en materia de desarrollo que engloba 17 objetivos y 169 metas que abarcan muchos aspectos del desarrollo económico, social y medioambiental. En 2015, los países deben ponerse de acuerdo sobre la manera de colmar la brecha entre las ambiciones universales y su consecución, en el marco de las negociaciones de las Naciones Unidas en Nueva York y de las negociaciones sobre la Financiación para el Desarrollo que tendrán lugar en Addis Abeba antes de finalizar el año. Alcanzar un acuerdo implicará identificar beneficios suficientes para un número suficiente de partes interesadas. Los elementos del nuevo acuerdo deberán incluir lo siguiente: mantener la ayuda a los países más pobres, promover nuevas fuentes de financiación para el desarrollo destinadas a los países de ingresos medianos, adoptar medidas para impulsar los ingresos nacionales de los países en desarrollo, atraer más financiación privada para el desarrollo y mejorar los datos sobre todos los flujos financieros para el desarrollo. El mundo también debe ser mucho más creativo en el contexto de las nuevas alianzas en su intento de resolver los problemas mundiales, por ejemplo, movilizando a numerosos actores y sectores para poner fin a la violencia contra los niños en el mundo. En 2015, la sociedad civil y los gobiernos tendrán la oportunidad de proponer alianzas nuevas, creativas y concretas.

2. Una nueva alianza mundial para el desarrollo necesitará reconocer que la ayuda es solo una pequeña parte de la tarta y se basa en la mayoría de los casos en las inversiones del sector privado, la tecnología, la migración, el comercio y la financiación para el clima. En 2015, los negociadores tienen la oportunidad de promover una mayor coherencia internacional y un mayor impulso en el marco de cuatro negociaciones coincidentes: las negociaciones sobre el desarrollo después de 2015, las cumbres sobre el clima de la Organización Mundial del Comercio y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebrarán en diciembre de 2015, y la Cumbre sobre la Financiación para el Desarrollo, que tendrá lugar en Addis Abeba en julio de 2015. Pero eso también convierte 2015 en un año de grandes riesgos, y el fracaso en la consecución de uno de estos objetivos puede poner en peligro el resto. Les recomendamos que vean este vídeo en el que Alex Evans, del CIC, habla de la presión que deberá soportar el sistema multilateral para lograr los objetivos para 2015.

3. Abordar los conflictos y la violencia: La pobreza se concentra cada vez más en los países afectados por los conflictos y no dejar a nadie atrás requerirá hacer frente a los conflictos y a la violencia y crear instituciones nacionales capaces de impulsar el desarrollo en el futuro. Ello exigirá una mejor coordinación de los esfuerzos en los ámbitos del desarrollo, la consolidación y el mantenimiento de la paz en apoyo de los planes de propiedad nacional; la creación de capacidad en las instituciones internacionales y regionales encargadas de proteger la paz y la seguridad; y la búsqueda de respuestas multisectoriales al desarrollo al objeto de lograr los objetivos de desarrollo sostenible en unas sociedades pacíficas.

Sin duda, el año 2015 ofrecerá a los gobiernos una oportunidad histórica de sentar las bases para hacer frente a los retos más urgentes a nivel mundial. Action/2015, al igual que otras campañas similares, puede desempeñar un importante papel a la hora de arrojar luz sobre estas cuestiones y sobre otras posibles vías para convertir las ambiciones en realidad cuando terminen las negociaciones.

Vertical Tabs

Mar 04, 2015